La justicia electoral quema sus últimos cartuchos ante la avalancha de noticias falsas en Brasil – La Base Informativa

La justicia electoral quema sus últimos cartuchos ante la avalancha de noticias falsas en Brasil

La justicia electoral quema sus últimos cartuchos ante la avalancha de noticias falsas en Brasil

La estrategia del tribunal no ha estado exenta de polémica, ya que algunos medios consideran que se ha rebasado la línea que separa el combate a la desinformación de la censura.

La justicia electoral brasileña se propuso este año evitar que la campaña para las elecciones se convirtieran en una batalla de desinformación y de juego sucio digital.

Pero no tuvo éxito, especialmente de cara a la segunda vuelta. 

Ni los acuerdos que firmó hace meses con las plataformas, ni las advertencias de los jueces o la retirada de contenidos han logrado contener la avalancha de noticias falsas o fuera de contexto compartidas millones de veces a la velocidad del rayo, como ocurrió en 2018, en la elección que llevó al ultraderechista Jair Bolsonaro al poder.

En un país adepto a las redes sociales, con unos medios de comunicación tradicionales que están perdiendo influencia y en un contexto de polarización extrema entre el lulismo y el bolsonarismo, mensajes como los que dicen que si el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva vuelve al poder “cerrará las iglesias”  o que Bolsonaro “comería carne humana” se esparcen como la pólvora.

Muchas veces estos mensajes en las redes, convertidas en importantes ruedos del debate político, están ‘disparados’ por actores que no tienen una vinculación directa con los equipos de campaña.

La semana pasada, tras una reunión con diferentes plataformas, el presidente del TSE, el juez Alexandre de Moraes, dijo que en la campaña para la segunda vuelta de las elecciones, que se celebra este domingo, las noticias falsas aumentaron en número y “en agresividad”.

“Eso lleva a una corrosión de la democracia, lo que pide un procedimiento más célere en relación a la desinformación”, aseveró.

En las elecciones de este año, según datos del TSE, crecieron en un 1.671 % las denuncias de desinformación enviadas a las plataformas digitales en comparación con los comicios municipales de 2020.

“Retirada de ‘fake news’”

Por todo esto, el tribunal electoral determinó acelerar la retirada de ‘fake news’ durante estos últimos días de campaña electoral. 

Las plataformas tiene ahora un máximo de dos horas para retirar cualquier publicación considerada como irregular por el TSE. Antes de esta decisión, contaban con entre 24 y 48 horas. 

Una joven vota en el primer turno de las elecciones. 2 de octubre, Brasil.Andressa Anholete / Gettyimages.ru

También aplicará multas de 100.000 reales hasta 150.000 reales (19.000 a 28.000 dólares) por hora de incumplimiento e incluso suspenderá los servicios de la plataforma.

Además, el tribunal extendió su decisión a contenidos idénticos replicados en otros lugares sin necesidad de presentar nuevas denuncias.

Dos días antes de las elecciones y tres días después de la votación se acortarán los plazos y las plataformas solo tendrán una hora para retirar el contenido.

“Inteligencia tecnológica”

El analista Vinicius Torres Freire opina en el diario Folha de S. Paulo que no sirve de nada “simplemente reaccionar ante la avalancha de mentiras como en tiempos de comunicación analógica, de dar ‘derechos de réplica’ en la prensa, o, como ahora, retirar tal o cual ‘contenido’”.

“El exceso de delitos de información hace ineficaz el sistema de vigilancia y sanción.

Además de procesos, castigos e infraestructura, parece faltar inteligencia tecnológica.

¿Qué pasa con los algoritmos que diseminan mentiras en cascada y que de una manera programada se ‘vuelven virales’?”, escribió.

La estrategia del TSE no ha estado exenta de polémica entre la clase política y los medios de comunicación.

Algunos críticos consideran que, en alguna de sus medidas, la máxima corte electoral ha rebasado la fina línea que separa combate a la desinformación de la censura.

Una de ellas obligó a la cadena de radio Jovem Pan, considerada cercana a Bolsonaro, a dar derecho de respuesta a la campaña de Lula y dispuso que sus comentaristas se abstuviesen de hacer observaciones sobre la situación legal del expresidente por considerar que hicieron comentarios tendenciosos como, por ejemplo, decir que el izquierdista “no fue declarado inocente”.

Lula pasó uno año y medio en prisión tras ser condenado en el marco de la megaoperación anticorrupción Lava Jato, pero fue liberado en noviembre de 2019 tras anularse la sentencia por razones técnicas.

Y los otros casi 20 casos que tenía abiertos o bien fueron suspendidos o el exmandtario fue absuelto.

La cadena acusó al TSE de practicar “censura previa” y añadió la palabra ‘censurada’ a su logo.

En una nota, la Asociación Brasileña de Emisoras de Radio y Televisión (ABERT) dijo “estar preocupada” por “la escalada de decisiones judiciales que interfieren en la programación de las emisoras, con la restricción de la libre circulación de contenidos periodísticos, ideas y opiniones”.

Este martes, la Corte Suprema votó a favor de mantener la decisión del tribunal electoral tras un pedido de la Fiscalía para tumbarlo, ya que considera que se puede combatir las noticias falsas “poniendo a disposición de la ciudadania, por diversos medios, las necesarias aclaraciones”.

Durante la votación, el magistrado Edson Fachin aclaró que la ley “no afecta el flujo de los medios de comunicación tradicionales, ni debe hacerlo”.

“Tampoco prohíbe cualquier discurso, solo aquel que por falsedad patente, descontrol o circulación masiva afecta gravemente al proceso electoral”, puntualizó.

La entrada La justicia electoral quema sus últimos cartuchos ante la avalancha de noticias falsas en Brasil se publicó primero en VisionRDN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *